Una comedia cáustica sobre la intrusión tóxica de la tecnología digital en nuestras vidas